sábado, 7 de enero de 2017

Un OVNI fue filmado por un helicóptero de la Armada chilena

OVNI filmado por un helicóptero de la Armada chilena 

Un video excepcional de la Marina chilena, muestra un comportamiento altamente inusual, de un OVNI, estudiado por las autoridades chilenas durante los últimos dos años, que ahora se está lanzando al público.

Helicóptero Airbus Cougar AS-532 de la Armada chilena
El CEFAA - la agencia gubernamental que investiga OVNIs, o FANI (fenómenos aéreos no identificados), ha estado a cargo de la investigación. El estudio a cargo de la Dirección General de Aviación Civil (DGAC), se encuentra bajo la jurisdicción de la Fuerza Aérea de Chile. En la CEFAA cuenta con comités de expertos militares, técnicos y académicos de muchas disciplinas. Ninguno de ellos ha podido explicar el extraño objeto volador capturado por dos experimentados oficiales de la Marina desde un helicóptero.

La agencia gubernamental chilena siempre hace públicos sus casos cuando se completa una investigación y reconoce la existencia de un OVNI ó FANI para esa agencia.

El General Ricardo Bermúdez, Director del CEFAA durante la investigación, dijo "No sabemos lo que era, pero sabemos lo que no era". Y "lo que no es" comprende una larga lista de explicaciones convencionales.

El avistamiento del Ovni

El 11 de noviembre de 2014, un helicóptero de la Armada de Chile ( modelo Airbus Cougar AS-532) se encontraba en una patrulla de rutina diurna volando hacia el norte a lo largo de la costa, al oeste de Santiago de Chile. A bordo estaban el piloto, un capitán de la Armada con muchos años de experiencia en vuelo y un técnico de la Armada que estaba probando una cámara MX-15 HD de WESCAM para la Infra Red Forward Forward (FLIR), usada con mayor frecuencia para "inteligencia encubierta de media altitud, vigilancia Y reconocimiento ". La aeronave estaba volando a una altitud de aproximadamente 4.500 pies (1371,6 metros) en una tarde clara con visibilidad horizontal ilimitada, y la temperatura del aire a esa altura era 50 ° F (10 ° C). Había una base de la nube encima a 10.000 pies (3048 metros), y una capa de nubes del stratuscumulos abajo. El helicóptero estaba volando a unos 132 nudos 244,4 km/h.

A la 1:52 pm, mientras filmaba el terreno, el técnico observó un objeto extraño volando a la izquierda sobre el océano. Pronto los dos hombres lo observaron a simple vista. Se dieron cuenta de que la velocidad y la altitud del objeto parecían ser aproximadamente las mismas que las del helicóptero y estimaron que el objeto estaba a unos 55-65 km. El técnico dirigió inmediatamente la cámara al objeto y acercó con el infrarrojo (IR) para una mejor claridad.

Poco después, el piloto entró en contacto con dos estaciones de radar, una cercana a la costa y otra con el principal sistema de control de la DGAC, en Santiago, para informar sobre el tráfico desconocido. Ninguna de las estaciones pudo detectarlo en el radar, aunque ambas detectaban, fácilmente al helicóptero. Los controladores aéreos confirmaron que no se había notificado ningún tráfico, ya fuera civil o militar, en la zona, y que ninguna aeronave había sido autorizada para volar en el espacio aéreo controlado en el que el objeto estaba localizado. El radar de a bordo tampoco capaz de detectar al objeto por lo que el radar de la cámara no podía fijarse en él.

El piloto intentó varias veces comunicarse con el objeto volador desconocido, utilizando el ancho de banda civil multinacional diseñado para este propósito. No recibió ninguna respuesta.

El técnico filmó el objeto durante nueve minutos y doce segundos, principalmente en IR. Este sensor produce un video en blanco y negro en el que los tonos negro, blanco y gris están directamente relacionados con la temperatura. El infrarrojo ó IR detecta calor, y cuanto más caliente es el material que se está filmando, más oscuro aparece en la imagen. Los oficiales apagaron la cámara cuando tuvieron que volver a la base y el objeto desapareció detrás de las nubes.

El objeto se alejó de la enorme pluma que expulsó momentos antes. CEFAA
La Marina envió de inmediato las imágenes al CEFAA, y el General Bermúdez, acompañado por el químico nuclear Mario Ávila, miembro del comité científico del CEFAA, realizó entrevistas con los dos oficiales de su base naval. "Estaba muy impresionado por estos testigos". "Fueron profesionales altamente capacitados y con muchos años de experiencia, y estaban absolutamente seguros de que no podían explicar lo que veían". Ambos oficiantes también proporcionaron informes escritos en la base, como es requerido, y para la CEFAA.

El capitán de la Armada declaró que el objeto era una "estructura plana y alargada" con "dos focos térmicos como descargas que no coincidían con el eje del movimiento". El técnico lo describió como "blanco con una forma semi-ovalada en el eje horizontal."

El video muestra dos luces circulares blancas o puntos calientes conectados, emitiendo mucho calor (izquierda). 
Esta imagen fue parte de un análisis del astrofísico Luis Barrera. CEFAA
Pero hay un componente adicional que hace que este material sea particularmente singular: "En dos casos descargó algún tipo de gas o líquido con una alta pista térmica o señal", dijo el técnico. Después de filmar durante unos ocho minutos, la impresionante eyección de una pluma masiva de un material muy caliente, arrastrando detrás del objeto fue capturado en el video. (El penacho se mezcló en las nubes cuando se ve en HD.) Otra inyección ocurrió momentos después. Algo realmente extraño mostrado en el video.
Luego de dos años de investigación, el avistamiento de el extraño objeto volador no pudo ser atribuido a nada conocido, por lo que se trata de un verdadero caso del avistamiento de un OVNI.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Cash 100%