OVNI

jueves, 11 de diciembre de 2014

Ovni fotografíado en Viena, Austria


El pasado 26 de noviembre los fanáticos de los objetos voladores no identificados quedaron estupefactos frente a una notable fotografía tomada por un austriaco en Viena.

La captura, enviada a la Mutual UFO Network (MUFON), la mayor asociación de ufólogos del mundo, muestra una aparente nave de forma triangular, semitransparente y con puntos brillantes que parecen ser sus motores, según describen los distintos sitios webs especializados.

De acuerdo al testigo presencial, quien no quiso entregar su nombre, el objeto permaneció dos minutos inmóvil en el cielo antes de desaparecer. "Soy un residente de Viena en Austria y cuando estaba en el balcón, vi este enorme vehículo transparente flotando sobre las nubes durante unos dos minutos. Tomé mi teléfono (Samsung Galaxy S5) y después de tomar una fotografía de él, el vehículo no estaba", narró el residente vienés.

En las redes sociales, donde la imagen ya está siendo ampliamente replicada, las opiniones son muy variadas aunque para la mayoría se trata de una falsificación, pues el objeto aparece en alta definición en contraste con la gran mayoría de fotos de objetos de esta naturaleza que se caracterizan por tener una calidad muy pobre.

A pesar de ello, hay quienes sí creen que la foto es real ya que aseguran haber visto algo semejante anteriormente.


Para quienes piensan que la fotografía es auténtica, el dilema está en conocer si se trata de aviones militares seretos o bien de una nave de origen extraterrestre. 

viernes, 21 de noviembre de 2014

Buenos Aires: avistan ovnis durante la madrugada

 
Buenos Aires:  avistan ovnis durante la madrugada

En el barrio de Flores ,vecinos del lugar aseguraron que de madrugada vieron cinco vehículos extraterrestres dirigidos. “Pasaron muy bajo en formación en V corta irradiando luz blanca y cuando tomaban velocidad su luz era rosada fuerte”, contó un testigo.

Vecinos del barrio de Flores están conmovidos y no es para menos: aseguran que vieron cinco Ovnis. Sucedió en la madrugada y uno de los testigos relató que escuchó pasos en el techo y se levantó. En principio miró hacia la calle y al no observar nada raro, se dispuso a mirar hacia el cielo donde distinguió una "nebulosa brillosa" que le llamó poderosamente la atención.

Según comentó, se detuvo a observar hasta que salieron disparados 5 objetos brillantes que comienzan a rondar la nebulosa, como si fuera una rueda de pirotecnia. Los objetos hicieron una formación "en cruz" y se dirigieron hacia su posición. Al ver que venían hacia él, atinó a tirarse al suelo y se arrastró hacia la escalera mientras llamaba a los gritos a su mujer

Cuando su esposa llegó, ambos vieron que los 5 Ovnis “pasaron muy bajo ahora en formación en V corta volando hacia el Oeste, irradiando luz blanca y cuando tomaban velocidad su luz era rosada fuerte”. 


http://www.cronica.com.ar/ 

¿Estamos enviando los mensajes adecuados a los extraterrestres?


¿Estamos enviando los mensajes adecuados a los extraterrestres?

Tras décadas enviando sonidos e imágenes al espacio todavía no hemos obtenido respuesta. ¿Estamos haciendo algo mal?

La artista Carrie Paterson lleva mucho tiempo soñando con mandar mensajes más allá de nuestro planeta y su idea es darle a estos una nueva dimensión: la del olor.

Si les hiciésemos llegar fórmulas de distintos componentes químicos aromáticos, dice Paterson, los extraterrestres podrían reconstruir ciertos elementos que les permitirían definir la vida en la Tierra: el olor de las heces o de la sangre de animales, esencias de flores o frutas, o el olor de

De esta manera, la vida inteligente en otros planetas que tenga la capacidad de ver o escuchar como nosotros podría explorar el género humano a través de sus olores, uno de los más primitivos y ubicuos de todos los sentidos.

La idea de Paterson es la última de una serie de intentos de hallar vida inteligente fuera de nuestro Sistema Solar.

Nuestros sonidos e imágenes pueden ser totalmente incomprensibles para una forma de vida no humana.
Hace cuarenta años, el radiotelescopio Arecibo en Puerto Rico envió un mensaje al espacio, y desde la invención de la televisión y la radio, se podría decir que esta clase de envíos al espacio ha sido constante.

Sin embargo, en años recientes astrónomos, artistas, lingüistas y antropólogos se han ido poniendo de acuerdo en que crear mensajes comprensibles para alienígenas es más complicado de lo que parecía.

Hace pocos días, Paterson y otros especialistas en el tema se reunieron en una conferencia sobre comunicación en el Cosmos, organizada por el SETI, el programa de búsqueda de vida inteligente más allá de la Tierra.

¿Error de traducción?

Siempre hemos querido enviar mensajes sobre la humanidad más allá de nuestro planeta.

Según Albert Harrison, psicólogo espacial, los primeros intentos serios para contactar con vida fuera de la Tierra ocurrieron hace dos siglos.

En el siglo XIX el matemático Carl Gauss propuso cortar árboles en hileras en un bosque y rellenar el espacio con trigo, cuenta Harrison en uno de sus libros.

"El contraste entre los colores formaría un triángulo gigante y tres cuadrados conocido como la figura de Pitágoras, que podría ser vista desde la Luna o Marte", asegura Harrison.

Este mensaje fue llevado a las estrellas por la nave Pioneer.

Pero fue en el siglo XX cuando la humanidad empezó a transmitir concienzudamente al espacio.

El mensaje enviado por el telescopio Arecibo, que estaba formado por 1.679 bits digitales, nos parecería simpático hoy, y se vería como una versión vieja de un videojuego.

Y aun así es posible que este tipo de mensajes resulten ser incomprensibles para los alienígenas.

Tecnología anticuada

El requerimiento básico para entender el mensaje enviado por la sonda Voyager hace 35 años es un reproductor de discos.

Extraterrestres que los puedan reproducir a 16 y 2/3 revoluciones por minuto oirán saludos en 55 idiomas.
¿Pero cuánta gente en la Tierra tiene hoy día reproductores de discos?

¿Qué pasaría si los alienígenas con los que nos intentamos comunicar fuesen muy distintos a nosotros, tanto física como mentalmente?

Supongamos que un humano que pueda hablar en alienígena quiere explicar a alguien que no es de nuestro planeta el concepto de la reproducción sexual: ¿tendría alguna posibilidad de ser comprendido?, se preguntan los expertos.

Aparentemente, compartir un mismo contexto es esencial para la comprensión.

BBC

lunes, 27 de octubre de 2014

Los ovnis que sobrevolaron el estadio de fútbol de la Fiorentina

Los ovnis que sobrevolaron el estadio de fútbol de la Fiorentina en 1954

Hace 60 años un partido de fútbol se detuvo intempestivamente cuando varios objetos voladores no identificados fueron vistos sobre un estadio de la ciudad italiana de Florencia.

¿Llegaban extraterrestres a la Tierra? Y si no fue así ¿Qué fueron?

Ocurrió el 27 de octubre de 1954 en un típico día de otoño en la región de Toscana. El poderoso club Fiorentina se enfrentaba a su rival local Pistoiese.


Unos 10.000 fanáticos veían el encuentro desde las gradas del Estadio Artemi Franchi. Pero justo después de empezado el segundo tiempo, la cancha quedó en silencio y segundos después la gente en la grada emitió un ruido como si estuviera exaltada.

Los espectadores ya no veían el partido, sino hacia el cielo, señalando con sus dedos. Los jugadores dejaron de correr y el balón rodó hasta detenerse.

Uno de los futbolistas era Ardico Magnini, una especie de leyenda para el club que había jugado para Italia en el Mundial de ese año.

"Recuerdo todo de la A a la Z", asegura. "Era algo que lucía como un huevo que se movía lentamente, lentamente, lentamente. Todos estaban viendo hacia arriba y había algo brillante en el cielo, plateado brillante".

"Estábamos impresionados, nunca habíamos visto algo así en el cielo. Nos quedamos impactados".

Partido suspendido

El encuentro fue suspendido porque los espectadores vieron algo en el cielo, decía el reporte que redactó el árbitro.

Entre los asistentes estaba Gigi Boni, un fanático del Fiorentina de toda la vida. "Recuerdo claramente este avistamiento increíble", dice. Su descripción de haber observado múltiples objetos difiere un poco de lo que vio Magnini.

"Se movían muy rápido y luego se detuvieron. Todo duró un par de minutos. Podría describirlos como unos tabacos cubanos. Me recordaron a estos tabacos en la forma en que lucían".

Boni ha pasado muchos años reviviendo ese día en su mente. "Creo que eran extraterrestres. Eso es lo que yo creo, no hay otra explicación que pueda hacerme".

Otro de los jugadores, Romolo Tuci, cerca de sus 80 años, está de acuerdo. "En esos años todos hablábamos de extraterrestres, de ovnis y tuvimos una experiencia, los vimos, los vimos directamente, de verdad".

El incidente en el estadio no puede ser interpretado como un caso de histeria colectiva ya que hubo varios reportes de avistamientos de ovnis en diferentes pueblos de la Toscana durante los días que siguieron.

De acuerdo a algunos testigos oculares, un rayo de luz blanca fue visto en el cielo proveniente de la localidad de Prato, en el norte de Florencia.
Otro hombre que no perdió la oportunidad de hablar sobre ese día es Roberto Pinotti, presidente del Centro Nacional de Ovnis. Ha escrito muchos libros sobre objetos voladores no identificados y su casa en el centro de Florencia está llena de parafernalia relacionada con extraterrestres, carteles de viejas películas B, artículos de periódicos enmarcados y fotos borrosas en blanco y negro de platillos voladores.

"Tanto los jugadores como el público en las gradas quedaron impactados al ver estos objetos sobre el estadio", indica Pinotti.

"En esa época los diarios hablaban de marcianos. Claro, ahora sabemos que eso no es así, pero podríamos concluir que fue un fenónemo inteligente, un fenómeno tecnológico, un fenómeno que no podemos vincular a algo que sepamos que está en la Tierra".

También está intrigado por el material que cayó del cielo, lo que Magnini describe como plateado y brilloso.
"Es un hecho que al mismo tiempo que los ovnis eran vistos sobre Florencia, había una extraña sustancia pegajosa cayendo desde el cielo. En español lo llamamos 'cabello de ángel'", dice Pinotti.

"Se desintegraba"

"El único problema es que después de un corto periodo de tiempo se desintegraba". A la edad de 10 años, fue testigo de este fenómeno. "Recuerdo, en un día muy claro, ver los techos de las casas en Florencia cubiertos de esta sustancia blanca por una hora, y como la nieve, se evaporó".

"Nadie sabe que relación tiene esta sustancia con los ovnis".

Varios testigos lo describieron como algodón, la sustancia era difícil de recolectar porque se desintegraba con el contacto, pero muchos intentaron determinar qué era.

Uno de ellos fue el periodista del diario florentino La Nazione, el ya fallecido Giorgio Batini. En 2003, señaló al programa de televisión italiano, Voyager, cómo ese día recibió cientos de llamadas telefónicas sobre los avistamientos.

Desde las oficinas de La Nazione, en el centro de la ciudad, su propia visión del cielo estaba bloqueada por la Catedral, por lo que decidió subir al techo del edificio del periódico para observar lo que estaba viendo todo el mundo. El reportero de 81 años recuerda haber visto "bolas brillantes" moviéndose rápido hacia el domo de la Catedral.


Batini salió a investigar. Se encontró con un trozo de madera fuera de la ciudad cubierto con pelusa blanca. Recolectó varias muestras envolviéndolas en un palillo de fósforo y las llevó al Instituto de Análisis Químico de la Universidad de Florencia. Cuando llegó allí, encontró que otros habían hecho lo mismo.

El laboratorio, manejado por el científico Giovanni Canneri, sometió al material a un análisis espectográfico y concluyó que contenía los elementos borón, silicona, calcio y magnesio. No era radiactivo, desafortunadamente, esto no llevó a conclusiones definitivas y el material se destruyó en el proceso.

¿Pudo haber venido de un ovni? "Es una idea absolutamente tonta. La ciencia rechaza esa idea", dice el piloto de la Fuerza Aérea de EE.UU. convertido en astrónomo, James McGaha.

Desde el Observatorio de Pastizales en el sureste de Arizona, McGaha ha invertido más de 40.000 horas viendo el cielo nocturno, sin mencionar las horas adicionales en la cabina de aviones caza.

"Todo el fenómeno de los ovnis es un mito, magia, superstición envuelta en la idea de que los extraterrestres vienen para salvarnos o para destruirnos", asevera.

Desde el punto de vista de McGaha, el espectáculo completo, el "cabello de ángel" y todo, no fue otra cosa que arañas migrando.

"Cuando vi ese caso originalmente pensé en que quizás fue una bola de fuego, un meteorito muy brillante entrando en la atmósfera. Pueden tener la forma de un tabaco rompiéndose en pedazos. Pero luce que se trató de algo causado por arañas jóvenes haciendo telarañas, telarañas muy finas".


"Las arañas usan estas redes como conductores, las conectan y al verlas en el cielo como globos básicamente es porque así se trasladan de un lugar a otro. Vuelan con el viento y estas bolas de telaraña han sido vistas a miles de metros del suelo, por lo que cuando el Sol las alumbra, brillan, ves toda clase de efectos visuales", agrega.

"Cuando esto se rompe y cae al suelo, parece magia, claro", dice McGaha. "Estoy seguro que eso fue lo que ocurrió ese día".

Migración de arañas

Esta teoría es apoyada por el hecho de que septiembre y octubre son los meses cuando las arañas del hemisferio norte emigran, un hecho que aún genera titulares en la prensa de hoy en día. Sin embargo, esto no convence a todos.

"Claro que sé de la hipótesis de la migración de arañas, pero no tiene sentido. Es una vieja historia estúpida", indica Pinotti.

Refuta la teoría de las arañas debido al análisis químico de las muestras de "cabello de ángel". La seda de araña es proteína, un compuesto orgánico que contiene nitrógeno, calcio, hidrógeno y oxígeno, no los elementos encontrados en las muestras de Batini y otros que fueron llevadas a la universidad.

Luego de 60 años, la posibilidad de determinar las causas es muy pequeña. "No confiaría en informes de un viejo y extraño evento como éste a no ser que haya visto los datos", dice el escritor científico Phillip Ball. Está de acuerdo en que los elementos que fueron observados en el "cabello de ángel" no concuerdan con la teoría de las arañas.

"El magnesio y el calcio son elementos comunes de cuerpos vivientes, bóron y silicona no tanto, pero si estos fueran los elementos principales de la pelusa blanca, no me suena que vienen de arañas", asegura.

Esto significa que sigue el misterio. No importa lo que digan los científicos, aquellos que estuvieron allí están convencidos de que lo que vieron no tiene nada que ver con algo de este planeta.

Romolo Tuci sólo dice que se siente afortunado de haber estado allí. Sus ojos muestran todavía excitación cuando recuerda ese curioso día. "Estaba hechizado y también muy feliz".

Cash 100%

Gana dinero viendo publicidad