viernes, 6 de septiembre de 2019

La traumática abducción alienígena del lago Allagash


La abducción alienígena en el lago Allagash

Uno de los casos más estudiados y mejor documentados de la abducción alienígena múltiple se produjo en agosto de 1976, en el estado de Maine, EE.UU. La abducción del lago Allagash es una pieza integral del rompecabezas de las abducciones alienígenas. Los hermanos Jack y Jim Weiner, junto con sus amigos Chuck Rak y Charlie Foltz, serían los participantes en un evento que involucra a un avistamiento ovni, el tiempo perdido, y los procedimientos médicos realizados por seres de origenes desconocidos.

Un viaje de pesca:

No sólo los cuatro hombres eran compañeros de pesca, además todos eran estudiantes de arte, que se conocieron en el "Massachusetts College of Art" (Universidad de Massachussetts del Arte). En lo que debería haber sido un relajante y tranquilo viaje de pesca, resultó ser una pesadilla. Después de estar en el río durante un tiempo, los cuatro pescadores fueron a una canoa al Lago Eagle. Allí no tuvieron suerte y regresaron a la orilla. Cuando comenzaron a estar bajo de provisiones, decidieron a pescar en la noche. Para estar en un sitio seguro, encendieron una fogata en la orilla, para utilizarla como punto de referencia, en caso de que se perdieran en la oscuridad del lago.

Después de un corto período de tiempo, la atención de los cuatro hombres fue dirigida a una luz grande y brillante, en el cielo, sobre el lago. Era mucho más brillante que una estrella. Sólo a unos cientos metros de distancia, el OVNI se movía sobre un grupo de árboles. El objeto comenzó a moverse, y cambiar de color, de rojo a verde, y luego a un amarillo blanquecino. Los hombres estaban mirando con temor, preguntándose qué podría ser. En este momento, estimaban que el objeto era cerca de 24 metros de diámetro. Charlie Foltz se decidió a señalar con su linterna. Enseguida, el OVNI comenzó a moverse hacia ellos. El objeto silenciosamente se acercó hacia los pescadores. Desesperadamente empezaron a huir hacia la orilla, remando lo más rápido posible. Un rayo de luz salió debajo del objeto envolviendo de luz a los hombres y su canoa.

Los pescadores del caso Allagash

La próxima cosa que ellos supieron, fue que se encontraron otra vez en su campamento. Estaban de pie a la orilla del agua, mirando fijamente a la nave que se movía sobre el lago, que estaba a unos pies de ellos. Foltz volvió a apuntar al OVNI con su linterna, pero esta vez, el aparato se elevó, y se apartó de sus vistas. Entonces se percataron que la gran fogata que habían encendido “poco tiempo atrás”, ya estaba reducida a cenizas, lo que se suponía que debería tomado  varias horas para que pasara eso. Después, eso todos se metieron en sus sacos de dormir y al día siguiente tomaron sus pertenencias, y regresaron a sus casas.

Era obvio que a los cuatro amigos les faltaban varias horas que no sabían que había pasado. Sin embargo ninguno de ellos habló más del asunto. A medida que el tiempo pasaba, los eventos de aquella noche en Allagash empezaron a tener efecto en sus vidas. Jack Weiner fue el primero de los testigos que empezó a tener pesadillas terribles con seres extraños de cuello largo y macrocéfalos ( cabeza grande). Él se veía ser examinado, mientras los otros tres hombres se sentaban ociosamente.

Doce años después

Pasaron doce años de aquel episodio en Allagash. Lo sucedido había quedado en el olvido. Pero un día Jim Weiner, sufrió un accidente y un duro golpe en su cabeza. A partir de ese día Weiner comenzó a tener pesadillas recurrentes sobre los hechos sucedidos aquella noche.

“Empecé a tener pesadillas, realmente terribles pesadillas que no podía explicar. Me encontré en una habitación muy iluminada. No tenía ni idea de dónde estaba o qué estaba allí. A mi izquierda, pude ver a mi hermano Jim, también a Chuck Rak y a Charlie Foltz sentados en algún tipo de banco, y todos estaban desnudos. Me preguntaba por qué no me ayudaban, porque me sentía como si estuviera en peligro, y mientras yo estaba tratando de averiguar esto, me doy cuenta de que de repente estaba algo oscuro y sombrío, de repente surge una luz brillante delante de mí. Me despertaba, uh, uh, sudaba y respirando con dificultad y sólo en un estado de terror y conmoción”.



Pesadillas obsesionantes:

Los extraños seres humanoides en las pesadillas de Jack fueron descriptos como con ojos metálicos, brillantes, sin tapas. Sus manos eran como de un insecto con sólo cuatro dedos.

El hermano de Weiner también confeso que sufría de pesadillas recurrentes. Llamativamente muchos elementos del sueño eran los mismos. Los otros tres testigos también tenían pesadillas similares.
Finalmente, en 1988, Jim Weiner decidió visitar una conferencia de OVNI, que fue organizada por Raymond Fowler. Cuando la conferencia terminó, él habló con Fowler, y relacionó su extraordinario encuentro en el lago Allagash con un encuentro con una nave extraterrestres y sus alienígenas.

La hipnosis regresiva:

Fowler tenía mucha experiencia en problema similares a los de Jim, su hermano y de los otros dos pescadores. Fue así que Fowler le sugirió a Jim que los cuatro testigos se sometan a una sesión de  hipnosis regresiva, un tipo de hipnosis que recupera memorias perdidas.

Cuando los cuatro hombres realizaron sus sesiones de hipnosis, se determinó que todos ellos habían sido abducidos por extraños seres del OVNI mientras estaban en su canoa en el lago Allagash. Según recordaron los testigos que fueron llevados a bordo de una nave. Los alienígenas obligaron a desnudarse y a someterse a lo que ellos entendían eran exámenes médicos y otras pruebas médicas humillantes.


Todos los hombres recordaron el procedimiento de la abducción, pero algunos recordaban una parte distinta, pero cuando se combinan, se mostró una imagen completa de una típica abducción alienígena. Como los testigos eran todos artistas (dibujantes), fueron capaces de dibujar representaciones sorprendentes de la sala de examen, los instrumentos utilizados, y los extraterrestres. Esta información sería muy valiosa para aquellos que estudian el fenómeno de la abducción alienígena. Los cuatro amigos también realizaron unas pruebas con el detector de mentiras (polígrafo), que todos pasaron sin problemas, verificando aún más su encuentro.



Algunos extractos de las sesiones:

Alienígena del caso Allagash
“Son ellos, Son ellos. Ellos no saben qué hacer. Creo que piensan que voy a venir en pos de ellos. Me siento como yo quiero. Me siento como que quiero – el primero que se me acerca, me voy a estrangularlo. No me gustan estas cosas. No me importa de dónde vienen. No debería estar haciendo esto a la gente. “ -Jim Weiner

“Ellos están allí. Su cara está justo en mi cara. No sé por qué. Yo no quiero saber. No quiero saber lo que quieren. Ellos están diciendo cosas. En mi cabeza que están diciendo, ‘No tengas miedo. Ellos dicen: “Haz lo que decimos. Sólo hacemos lo que decimos.” -Jack Weiner

“Es como un consultorio médico. Yo entiendo, que es frío como el consultorio de un médico es frío. Ellos pusieron el panel sobre el pecho. Luego nos rasparon los brazos y el pecho, las piernas y los muslos. No debería estar aquí. Yo sólo me quedo pensando: “Quiero estar de nuevo en la canoa.” – Charlie Foltz

“Veía una especie de dispositivo en él. Tienen una – esto parece una plateada, parece que el – como lo tiene curvas en ella. Es casi como si – como algo que apesta. Tiene la cabeza inclinada hacia atrás. Es casi como si estuviera en el dolor. nosotros no podemos ayudarle. Todo lo que podemos hacer es verlo.” – Chuck Rak

Después de las sesiones de hipnosis los cuatro amigos tomaron conciencia de lo que realmente les había sucedido.


Las conclusiones de Ray Fowler:

Fowler, fue categórico: “Los cuatro amigos habían sido abducidos por seres extraterrestres”. Y les aconsejo a los cuatro someterse a secciones de hipnosis para de esta forma poder recuperar de su mente los detalles de lo sucedió aquella noche en Allagash.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Cash 100%