sábado, 4 de marzo de 2017

La desaparición de un avión de combate por Ovni sobre el lago Superior en EE.UU.

La desaparición de un avión de combate por Ovni sobre el lago Superior en EE.UU.

Donald Keyhoe, ex investigador de OVNI y ex directivo del Comité Nacional de Investigaciones sobre Fenómenos Aéreos (NICAP), uno de los primeros defensores del concepto de que los OVNIs eran nave espacial extraterrestre que visitaban la Tierra en misiones reconocimiento y muestreo, estaba particularmente intrigado con casos en los que aviones interactuaban con OVNIs. Estaba especialmente fascinado con un caso de 1953, que lo describió en varios artículos y libros.

Se trata de uno de los casos más extraños registrados entre aviones de combate y OVNIs y podía ser comparable al caso Valentich. Este hecho se produjo en 1953 y no ha recibido una considerable publicidad. 

En la noche del 23 de noviembre de 1953, un caza interceptor (todo-tiempo) F-89 de la Base Aérea de Kinross. El avión biplaza estaba tripulado por :el piloto, teniente Felix Moncla, y el observador de radar teniente R. R. Wilson. Se les ordenó salir en la búsqueda de un OVNI que estaba sobrevolando las Esclusas de Soo que drena el lago Superior. Guiado por la estación de radar AF GCI (Ground Control Intercept), Moncla siguió a la máquina desconocida a lo largo del Lago Superior, volando a 804,672 Km/h (500 millas por hora). Minutos más tarde, un controlador de GCI se sobresaltó al ver lo que creyó fue una colisión entre la aeronave y el OVNI que a la vista del radar apareció como que se fusionó con el OVNI al momento de alcanzarlo; y una cosa era cierta: el F-89 y el OVNI estaban desaparecidos. A medida que el blip combinado salía del alcance, el controlador de radar apresuradamente emitió una señal de búsqueda y rescate. Moncla y Wilson podrían haberse eyectado antes de la colisión. Ambos tenían chalecos salvavidas y balsas salvavidas autoinflamables, incluso en el agua fría podían sobrevivir por un tiempo.

Durante toda la noche, los aviones de búsqueda estadounidenses y canadienses con bengalas circularon por debajo de la zona lanzando bengalas. A la luz del día, una veintena de barcos se unieron a la busqueda, mientras los pilotos cruzaban el lago durante cien millas. Pero no se encontró rastro de los aviadores, del jet o del OVNI. La búsqueda continuó cuando Truax AFB dio a la Associated Press como declaración oficial: "El avión fue seguido por el radar hasta que se fusionó con un objeto a 112,6 km (70 millas) de Keweenaw Point en Michigan superior." En vista del secreto de AF esta fue una admisión sorprendente. La declaración apareció en una edición temprana del Chicago Tribune, dirigida JET, CON DOS TRIPULANTES A BORDO DESAPARECEN EN EL  LAGO SUPERIOR.

Inmediatamente la Fuerza Aérea de EE.UU salió a negar que el jet se había fusionado con cualquier cosa, de la Fuerza Aérea de EE.UU fue justificada diciendo que los operadores de radar habían malinterpretado la lectura de radar. Respecto a la presencia del OVNI, dijo, había sido un avión canadiense que el F-89 había interceptado e identificado. Después de esto, la Fuerza Aérea de EE.UU. especuló, diciendo que el piloto había sufrido de vértigo y que el jet se había estrellado en el lago. Por otra parte, las líneas aéreas canadienses negaron rápidamente cualquier vuelo en la zona . Los pilotos expertos también estaban sorprendido ante en la explicación oficial de la Fuerza Aérea de EE.UU.


Según las cartas que un pariente de Moncla la Fuerza Aérea de EE.UU le dijo a la viuda de Moncla que el piloto había volado demasiado bajo mientras identificaba el supuesto avión de pasajeros canadiense y que se había estrellado en el lago.

Por alguna confusión de la sede, un segundo oficial de la Fuerza Aérea de EE.UU fue enviado para ofrecer condolencias a la familia Moncla. Cuando la viuda de Moncla preguntó si el cuerpo de su marido podría ser recuperado el oficial dijo que no había ninguna posibilidad - el jet había explotado a gran altitud, destruyendo el avión y sus ocupantes. Nunca se encontró ningún resto ni del avión ni del OVNI. El caso del Lago Superior es parte de muchos otros incidentes de aviones desaparecidos sin dejar rastro sobre el mismo lago. En 2005 imagenes de radar dicen haber descubierto lo que creen que es F-89 en el lecho del lago pero nunca fue confirmado ni por autoridades estadounidenses ni candadienses.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Cash 100%